Buscar

Sábados con manos de mujeres

Actualizado: 31 de may de 2018


Foto Tomada de la pagina Tambor hembra.

En una fría mañana de 2018, a las 7 am, como cada sábado, cumplen una cita once bellas mujeres y Juan. El, les enseña de forma sencilla, los ritmos colombianos relacionados con los tambores, y en un tablero, mitad blanco y mitad con el pentagrama, entre redondas, blancas, negras, corcheas, semicorcheas y silencios: la gramática musical, que luego será convertida en sonidos vocales, y de percusión con las manos en el piso para posteriormente, ser traducida al estremecedor sonido de los tambores, cuando ya esté asimilada por cada una de las asistentes a la clase.



Foto tomada de la pagina tambor hembra


Los once tambores, entre alegres y tambores hembra, junto con los maracones (instrumento musical hecho de calabaza seca, rellenos de piedrecitas o semillas y un mango de palo, es decir son unas maracas grandes) combinados y tocados por manos de mujeres transmiten y despiertan sensaciones de admiración y alegría. Las primeras, por que varias de ellas llegan allí sin conocimiento alguno de música, otras con bases, porque o la estudiaron o la estudian actualmente, incluso una de ellas danza música folclorica de nuestro país... y todas sin importar, su nivel de conocimiento al respecto, se apoyan mutuamente en el aprendizaje colaborativo. La alegría por que independientemente de su procedencia, las une el querer sacarle los mejores sonidos a esos instrumentos de madera y piel vacuna. Su hilo conductor está lleno de sueños, sonrisas, ternura y ritmo.

Luego de los abrazos que hacen parte del cálido saludo, inicia el calentamiento, disponiendo y preparando el cuerpo y el espíritu para la música. De fondo las acompaña el gran Joe Arroyo con sus tambores y Rosa que linda eres…

Juan, su profesor, les habla de los tiempos de la música y le da un significado a cada una de las figuras musicales. Aún tengo en mi cabeza el …paaan… paaan… casa… paaan… paaan… chocolate… sa…sa.

Voluntarias construyen, cada una su propio compas, para compartirlo con todas y luego lo cantan, lo tocan y lo escuchamos y sentimos los asistentes al ensayo. Se mezclan ahora los silencios musicales, que igual tienen sus propios tiempos y entre la mistura utilizada y la gramática de forma conjunta o individual, se siente como esta construcción, se asemeja a la vida misma. Como los silencios musicales, al igual que los personales, hablan y construyen mensajes, diálogos y frases que hablan de cada uno de nosotros.

Pasamos ahora a la cumbia y la sangre se calienta con el ritmo caribe, (producto de la mezcla de indio, negro, africano y en menor proporción de blanco), suenan los tambores y hacen que los pies se muevan… aquí no hay razones…solo sentimientos!!!

Esto sucede en un salón, cada semana los sábados, donde se cumple la cita… La Escuela Tambor Hembra, funda en 2016 cuenta hoy con 50 mujeres y Juan Ocampo Patiño, su director, estudiante de música de la Universidad de Caldas, gestor de cambio en su entorno, que ha compartido escenario con Toto la Momposina y su grupo, gozan de un amplio reconocimiento de su labor en diferentes escenarios de la ciudad, que abren sus puertas para tenerlos allí, y también ha recibido apoyo del Ministerio de Cultura.



A las manos de mujeres que gustosas toman tiempo de sus labores habituales, que sin importar el clima, ni sus dificultades llegan a tiempo cada semana, a las entidades que apoyan el sueño de tambor hembra y a Juan Manuel, gracias por construir y difundir desde la montaña en el interior del país, conocimiento acerca de ritmos que siendo de la región costera hacen parte fundamental de nuestra cultura, de nuestro ser… de Ser Colombiano!


Autor Lucia Hurtado Perez// Piedramani

Manizales

23 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

Corporación PiedraManí

Manizales, Colombia

www.piedramani.com