Buscar

EL DUENDE


Cuento escrito por:


CRISTIAN FELIPE MORALES RIOS

GRADO 5o

INSTITUCIÓN EDUCATIVA OCUZCA

VEREDA MARAPRA

MUNICIPIO ANSERMA CALDAS




Hace por hay ocho años yo vivía en una vereda que se llama el madroño, eso

queda por el Belalcázar. Yo iba a llevarle el almuerzo a mi esposo, bajé y mi

esposo almorzó y yo me vine y siempre me metía por un camino para salir mas

ligero y de pronto estaba en un circulo y había ramas cortaderas y no encontraba

el camino, ya eran las dos y treinta de la tarde y yo confundida me puse a cortar

cortaderas y perdida me puse a rezar al señor que encontrara la salida, entonces

mire hacia atrás y eran las cuatro y vi el camino, le conté a mi esposo y me dijo

que me había embolatado el duende, que a más de uno y ese duende tenía

historia, que se había llevado varios niños. Entonces tenia miedo pasar por ahí; mi

suegra me regalo una camándula y siempre me la pongo, a sino me embolatada y

yo le conté al tío de mi esposo y me dijo: que el duende lo había embolatado

varias veces y que la ultima vez lo embolataba y los hijos fueron a buscarlo, y no

lo encontraban.

Él cuenta que era un circulo y como una vez me paso a mi y a mi cuñada también,

también por donde vivía la otra vez por aquí en Anserma e iba para donde mi

comadre y me metí por un camino que es muy corto y de pronto salí a una

quebrada; y no encontraba el camino, me puse a rezar, encontré el camino y yo no

me volví a ir por allá fue hace ocho años más o menos yo tenía a Cristian

chiquitico y yo me soñaba que Cristian se me embolataba y yo ya estaba asustada

y Cristian también y me soñaba con él. Era pequeño, sombrero grande, orejas

grandes, zapatos puntiagudos y me aruño y me dijo que le entregara el niño y le

dije que no y me desafiaba y me dijo que el niño era de el y yo dije que no, y yo

rece para que se fuera y me dijo que el niño era de él que volvería por Cristian y le

di agua bendita a Cristian y ese duende no volvió porque yo también le tire agua a

la casa.

Le compre un escapulario a Cristian ese duende no volvió por que yo me rozo

mucho el rosario y lo desterré eso me paso a mí era porque quería un hijo mío

pero con la ayuda del señor lo desterré por que mi casa es del señor, porque a mis

hijos se los entregue al señor, hace dos años mas o menos yo fui a llevar a

Cristian a la escuela de Alsacia y me vine para la casa cuando vivía por la escuela


de la magdalena, por que me metí por un camino, de pronto me perdí y no

encontraba el camino y me puse a rezar y encontré el camino y ese duende no

descansara hasta que tengo mi niño y desde ese instante no vuelvo a dejar a

Cristian solo por eso debemos escuchar a los padres y a las madres.

0 vistas

Corporación PiedraManí

Manizales, Colombia

www.piedramani.com