Buscar

Preludio de Invierno. Poema

Pasaremos lo mismo que un resplandor de estrella

sobre el espejo en éxtasis de un agua de zafir,

y ya frente al ocaso de transitorios nácares

sentiremos el hondo cansancio de vivir.


Ya sólo anhelaremos un poco de silencio

y un cuadrado de sombra para poder dormir!


Habremos sido apenas como una voz de niño

perdida en el estrepito del odio pertinaz,

como el esquema pálido de un gajo de jacintos

flotando entre el encaje de la onda fugaz.


Ya sólo en los nevados estanques del invierno

florecerán los lotos de la suprema paz!


Y todo lo que amamos y lo que padecimos

será tan solo un polvo de lirios en la sien,

y con el alma triste comprendemos tarde

que fue un inútil yermo nuestro soñado edén.


Así como los álamos que desnudó el otoño

desnudos de ambiciones estaremos también!


En nuestra mano trémula se quedará vacía

la copa en que escanciaron los dioses su licor;

ya no darán al ansia del corazón cansado

su signo cabalístico de los tréboles en flor.


Ya sólo los recuerdos en la creciente sombra

pondrán en breve trazo su cándido fulgor!


Y cuando nuestra planta vacile en la pendiente

itinerarios nuevos quisiéramos cruzar

y desafiar los años como el alcantilado

que quiebra en sol y en música la cólera del mar.


Mas sólo el aterido paisaje de la estepa

ofrecerá al ensueño su pista de azahar!


En vano intentaremos retener el instante,

avivar el extinto fuego de la emoción

y en las laderas ásperas que castigó la helada

coger de nuevo un trigo dorado de ilusión.


Y cuando estemos mudos entre el humano estruendo

quedará de nosotros tan solo una canción!


Blanca Isaza de Jaramillo Meza

0 vistas

Corporación PiedraManí

Manizales, Colombia

www.piedramani.com