Buscar

De Neruda a colores.


Foto tomada en: Torre 2160 Chipre.

Por: Manuela Vallejo Espitia.


A J.E.L.O,

Quien me enseñó a vivir la ciudad, a odiarla y amarla nuevamente.


Ciertamente todas las personas en algún momento de nuestras vidas, nos enfrentamos al dilema existencial moderno, al descalabro de la cotidianidad, a la cruenta batalla con la desigualdad, a la injuria de la costumbre pero sobre todo, al dominio de la soledad.


Y es en ese instante, donde los grandes poetas hacen sonar con sus gruesas voces Tabaquería -la cúspide literaria del recetario mundial-. Aquel poema de Pessoa que, efectivamente nos deja con desasosiego en carne viva.


“Hoy estoy perplejo, como quien pensó y encontró y olvidó, hoy estoy dividido entre la lealtad que debo a la Tabaquería del otro lado de la calle, como cosa real por fuera, y la sensación de que todo es sueño, como cosa real por dentro”.