Buscar

ESTEBAN JARAMILLO OSORIO


Foto: ARCHIVO ETCE


El fútbol de Caldas:


Lo que veo ya la vi… Lo disfruté y lo sufrí.


Prologo.


El dulce reto.


Recrear la historia de casi cien años del fútbol caldense, con dirigentes pioneros, primeros clubes, pesados balones, canchas barrosas, guayos rotos, camisas de tela, suspensorios y pañuelos amarrados en la cabeza en el pasado, hasta el presente con picos refulgentes y dolorosos fracasos, de un deporte asociado al negocio, con hinchas fervientes e infieles, es tarea complicada. Además, injusta. Son tantos los personajes, los hechos y, porque no, los títulos, que abreviarlos es atentar, con irrespeto, contra su recuerdo.


Tarea sensible, emocionante, con un ejercicio de memoria placentero. Son postales de fútbol, para desentrañar episodios nostálgicos, amores apasionados, traiciones, talentos exitosos y destinos torcidos de jugadores y clubes. Desde la llegada del primer balón por el norte, por Aguadas, hasta la influencia negativa y positiva del título de copa libertadores. Desde “El Andino”, hace 88 años, pasando por Racamasa, Funeraria la Equitativa, Deportes Caldas, campeón flamante en el 50, con sus protagonistas; el Once Deportivo y el Deportivo Manizales; el Atlético Manizales y el Once Caldas, el amado blanco-blanco, sin soslayar los éxitos del fútbol aficionado.


El fútbol caldense emparentado con el arte, todos amigos de gambetas, de taquitos, de túneles y sombreros, en una mezcla de tango, salsa, sevillanas y música clásica…Fútbol de románticos y soñadores.


Fueron tantos los buenos futbolistas que por aquí pasaron. Y tantos los manizaleños condenados por desvaríos de la noche con parrandas.


Historias conocidas y desconocidas de un fútbol conectado con la pobreza, con fugas de talentos, tantas veces al borde del precipicio, por el desgreño administrativo, pero con la fe ciega en el triunfo el que se ha conseguido con luchas incansables.


No es fácil ser hincha del Once Caldas. Es un asunto de fe ciega. Es acostumbrarse al fracaso y al disfrute desbordado de los triunfos, por escasos.


Que linda esta misión encomendada por la Universidad de Caldas, para elevar la temperatura de los corazones agradecidos con la historia.


Por Esteban Jaramillo Osorio.

109 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

Corporación PiedraManí

Manizales, Colombia

www.piedramani.com